Rosales Challenge – 2 retos, 2 experiencias

rosales 

30/30

–  Del 16 de enero al 14 de febrero.

– 30 clases en 30 días.

–  Si no puedes venir a clase un día puedes recuperar otro día.

–  Sólo están permitidos 4 dobletes en todo el mes. ¡No están permitidos los tripletes!

–  Las clases pueden ser de cualquier estilo de yoga que se imparte en el estudio.

–  ¡Si llevas entre 6 meses y un año practicando yoga, éste es tu reto!

4×4

–  Del 16 de enero al 12 de febrero.

–  4 clases a la semana durante 4 semanas.

–  Puedes elegir los días de la semana en los que quieres practicar y no tienen por qué ser los mismos las 4 semanas.

–  No están permitidos los dobletes.

–  Las clases pueden ser de cualquier estilo de yoga que se imparte en el estudio.

–  ¡Si llevas menos de 6 meses practicando yoga, éste es tu reto!

*El reto se elige al principio. Una vez empezado no puede cambiarse.

 

¿Qué consigues haciendo un reto?

–  Integrar naturalmente el yoga en tu vida.

–  Crear una rutina.

–  Comprobar que eres capaz de hacer lo que te propongas.

–  Conocerte mejor por fuera y por dentro.

–  Dedicarte tiempo a ti mismo todos los días (o al menos 4 días a la semana).

–  Mejorar tu práctica.

–  Sentirte bien. ¡Sentirte muy bien!

 

¿Qué debes tener en cuenta si haces el reto?

–  Alimentación: come bien para no quedarte sin energía. Opta por alimentos frescos y de temporada. Ya verás cómo tu cuerpo te pide cada día comida más sana.

–  Hidratación: es fundamental que bebas agua (al menos 2 litros al día) y tomes alimentos con alto contenido en agua (frutas y verduras). Las bebidas isotónicas y el agua con limón pueden ayudarte también a reponer electrolitos.

–  Descanso: preocúpate por dormir las suficientes horas. Debes descansar adecuadamente para poder dar lo mejor de ti en la sala.

–  No te olvides de RESPIRAR. ¡Más respiración y menos postura durante tu práctica!

–  Ambos retos son actividades exigentes; tómatelo con calma y no pretendas que todos los días sean iguales. Disfruta del proceso y acéptalo tal y como venga, con sus cosas buenas y malas. ¡Durante el reto habrá altibajos, exactamente igual que en la vida!

–  ¡Concédete un premio cuando lo termines!

–  Recuerda que el objetivo del reto eres , tu bienestar físico y mental. El yoga no debe provocarte dolor, tensión, estrés o ansiedad. Te animamos a hacer el reto y estamos seguros de que puedes terminarlo pero en el caso de que no sea así, no pasa nada. ¡Tienes toda la vida por delante para hacer mil retos! Al fin y al cabo, esto es sólo un reto de yoga.

 favicon 


Post Your Thoughts